Dom. Jul 25th, 2021

La llegada de James Harden a los Brooklyn Nets convirtió a los neoyorquinos en uno de los grandes favoritos al título esta temporada. Una condición que el equipo de Steve Nash se encargó de ratificar con una victoria de enjundia ante los actuales campeones de la NBA, los Lakers de LeBron James, a los que se impusieron con autoridad en el Staples Center de Los Ángeles por 98-109.

KDs bench reactions have been gold all game pic.twitter.com/NKcKCqzRxZ

? Bleacher Report (@BleacherReport) February 19, 2021

Un marcador final que no refleja la superioridad mostrada por los Nets, que iban ganando por más de 20 puntos a falta de cinco minutos para el final de un choque en el que James Harden 23+11+5) y Kyrie Irving (16+7+5) dominaron a su antojo. De hecho no necesitaron el concurso de Kevin Durant para dinamitar la NBA y demostrar que Brooklyn es candidato a todo esta temporada.

Las dos estrellas del conjunto neoyorquino salieron a las tablas del Staples con el cuchillo entre los dientes. Y no sólo en ataque como se espera de la muchachada de Nash. Los Nets maniataron a los angelinos en los que sólo carburaba un mayúsculo LeBron que, al contrario que los Nets con Durant, sí echó de menos a Anthony Davis como segundo espada del equipo.

Una baja a la que tendrán que acostumbrarse los Lakers, como confirmó el entrenador del equipo: “Estará de baja cuatro semanas”.

Con Irving y Harden manejando la maquinaria, los Nets comenzaron mandando desde el primer cuarto (24-31) con una renta que ya sólo iría en aumento hasta llegar al 81-103 que reflejaba el marcador a falta de 5:10 tras una canasta de Irving. A partir de ese momento, y con la victoria en el bolsillo, Brooklyn se dedicó a sestear y los Lakers aprovecharon para maquillar el marcador final ante lo que se preveía una paliza de campeonato.

La diferencia en el marcador final radicó, sobre todo, en el papel de los secundarios de cada equipo. Harden e Irving encontraron el apoyo de un acertado Joe Harris (21 puntos con seis de siete desde el triple) y la aportación de Landry Shamet y Luwawu-Cabarrot, que completaron la lista de jugadores de los Nets que superaron los dobles dígitos en anotación.

Por su parte LeBron James se tuvo que multiplicar y aunque realizó un partido mayúsculo (32 puntos, ocho rebotes y siete asistencias) no fue suficiente y echó en falta más apoyo de sus compañeros. Sólo Kyle Kuzma estuvo a la altura y aportó un doble-doble de 16 tantos y 10 rebotes.

Por su parte el español Marc Gasol volvió a ser el elegido por Frank Vogel como pívot titular. El jugador de Sant Boi terminó con ocho puntos (dos de cuatro desde el triple), tres rebotes, tres asistencias, dos robos de balón y un tapón en 20 minutos de juego.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *